miércoles, 13 de junio de 2012

In my place

Otra vez las dos de la mañana. Otra vez, otra vez, otra vez. Las semanas van dejando felices marcas bajo mis ojos. Lindas ojeras. Alguien, algún vecino, escucha música patética. Tecno cumbia me parece que le llaman, una cosa terrible. En fin que aquí estoy pasando las últimas calificaciones del semestre y disfrutando la última noche en mi cuarto. Me voy a casa. Dejo aquí un amor inconcluso, una duda enorme del tamaño de un ¿Te gusto? Total que ya no importa. Me largo tranquila. Cuando esté en el rancho todo pasará. Todo lo que forma parte de mi mundito, muy chiquito él.