miércoles, 22 de junio de 2011

Me calzo la ciudad y me queda pequeña,
 no caben sus calles en mis fantasías
qué más da recorrer los mismos lugares
qué podría desvestir que no conozca.
¿la primera casa donde empecé a contar paredes sin terminar jamás?
Triste ciudad de humedas casas cubiertas con la cal de mis días
guarida silenciosa de mis camas,
laberinto gris,
vine hacia ti huyendo de mí misma
y ahora quiero escapar de ti...
bien sabes lo que digo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

shhht