lunes, 21 de mayo de 2012

Honey

La desesperación es una cosa terrible que se mete a mi cuerpo cuando él no está.. Pensaba en que mi vida podía seguir tranquila.Sin embargo hoy me di cuenta que me puse de un humor terrible (peor de lo que es normalmente). Es curioso còmo la mente se liga a cosas de manera tan sorpresiva. No es necesario decirle a alguien que lo extrañas cuando estás sintiendo que tu casa se hace cada vez más pequeña por el temor de no verlo. Ycuando inesperadamente escuché su voz cerca de mi cuarto, sentí que la paz volvía. La situación más extraña es saber que no hacemos más que platicar un rato, escuchar música, pelear para no perder la costumbre y simplemente saber que estamos ahí. Pero vino y eso me hace feliz. No me importa la etiqueta de amistad o como tenga que llamarse. Me siento contenta cuando está conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

shhht