jueves, 25 de agosto de 2011

De ebrias y erratas.

_y una cosa que te quede bien clara. No soy como cualquier otra mujer._Agregué molesta.
Pero qué cosas digo. De esa frase antes debería convecerme yo. Cualquier palabra dicha después de establecer una plática en el mensajero en pleno estado de ebriedad no tiene validez.
Que a media borrachera con mi mejor amiga me le haya escapado hacia mi cuarto para prender la computadora y buscar a mis víctimas en ese estado esplendoroso de la consciencia en el cual las verdades fluyen, fluyen... No es un buen pretexto para las muchas tonterías que cometí.
La primera: ¿Qué chingao tengo que andar informando a mi ex que quiero verlo? Ahora el ego del hombrecito debe andar contoneandose de aquí para alla.
_De haber sabido que estabas así no te hubiera contestado._ Me escribió con una mezcla de respeto y vanidad.
Está bien. Errores, estamos llenos de ellos.
Segunda errata: Se conecta tu amigo, ese con el que hace años te diste unos besos y ahora que te sabe libre vuelve para saber si aún existen posibilidades. Te pregunta cómo estás y ni siquiera en defensa propia puedes contestar que bien. Le dices que estás triste, que necesitas platicar con alguien. Cómo te atreves en ese estado alcohólico. Te metes a bañar, quién sabe cómo no te resbalas en mitad del baño. Aún te sobra tiempo para cepillarte el cabello y ponerte un mini short. El susodicho viene de lejos, hace más de una hora en su moto para llegar a tu casa. Total que te abraza en las escaleras, se porta lindísimo. Pero tú no te comportas. Quieres besarlo, la idea se te mete en la cabeza y necia como eres te propones conseguirlo. Pero ¡oh sorpresa!, el hombre no viajó a las diez de la noche con malas intenciones, o_lo más probable_ destruiste su espíritu de cazador. Qué más da. Se fue sin besarte y ahora no manda más mensajes melosos.
Y ése que debió estar conectado para que le reclamaras todo aquello que has guardado por orgullo se salvó. Qué injustas son las situaciones. No sirvió de nada mi celular sin crédito, cuando tengo la computadora cerca de mis manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

shhht