domingo, 16 de octubre de 2011

New soundtrack

Es curioso cómo se diluyen los recuerdos. Un rostro se va haciendo polvo y hasta cuesta trabajo recordarlo. La lluvia no es más un pretexto para estar triste. Todo caduca, incluso el amor. Y siempre llegan cosas nuevas. Canciones, libros, amigos, rostros nuevos, motivos para sonreír, otros problemas. Es cierto, el dolor se va cuando se decide. Tal vez se necesita de mucha fuerza para aceptar situaciones, entenderlas tal vez no, los seres humanos somos complicados, y habría que gastarse una vida para comprender del todo al otro. El amor a veces es tan grande que sólo acepta la felicidad del otro, y no precisamente a costa de la propia. Hace falta abrir las ventanas y caminar calles, respirar, sentir que algo vibra dentro de nosotros: la esperanza.
La vida está llena de sorpresas, buenas y malas, pero es emocionante esperar lo que sigue en la película. Recuerdo a una amiga ya grande que siempre solía decirme: "ya cámbiale el rollo a tu película", y es cierto, era necesario. Mis días tienen nuevo soundtrack. He visto de nuevo mi sonrisa en el espejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

shhht