lunes, 17 de octubre de 2011

Y nunca te miré...

Las personas creen ahora que con dar un click izquierdo y eliminar a un contacto se elimina una vida. Eso es imposible. El "mundo virtual" es terrible. Hoy me di cuenta que me ha eliminado, sin querer vi que estaba conectado en la computadora de mi amiga y cuando abrí mi correo el aparecía como desconectado. Ni siquiera eso me permití, darme el lujo de eliminarlo del único lazo que nos unía., él lo hizo primero. El transparente hilo que entrelaza las pantallas y las palabras se cortó. Es un hecho, he desaparecido de su vida.
Me levanté de la computadora para comer un poco de fruta con yogurth y en el acto pasé a "rebanarme" el dedo. Fue una herida profunda,y por un momento sentí que los espasmos de dolor en la punta de mi mano eran iguales a  los que sentía en el pecho. Comencé a sangrar, mucho. Las gotas cayeron por la cocina y por más que quería no podía controlarlo. Puse la mano bajo la llave de agua,coloqué café sobre la herida, pero no cedió.
Bajé corriendo las escaleras para acudir a mi vecina que es bióloga y ver si tenía un poco de alcohol. Se asustó cuando vio cómo de una pequeña cortada podía salir tanta sangre. La seguí hasta el baño para que me levara. Mientras ella buscaba entre una caja sentí unas ganas inmensas de llorar. Me sentí como una niña. estaba sola, me dolía. De pronto sentí nauseas. Luego un mareo profundo. Cuando intentaba decirle a mi vecina que me sentía mal, no supe más de mí. Escuché un grito, pasos en las escaleras. Ya estaba en el suelo y mujeres rodeándome. Es terrible perder la conciencia, cuesta trabajo volver, porque tal vez algo en mí no quería regresar. Cuando pude sentarme lloré, lloré como una mocosa que no sabe hacer más. Lloré porque él no estaba para preguntarme cómo me sentía, porque hace más de un mes que no tengo siquiera un "hola, ¿cómo estás?'", porque me sentí indefensa. Porque el cuerpo a veces reclama lo que el alma no.
Hoy no habrá gimnasio, ni risas. Hoy quiero dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

shhht